Synchronicity

Caminata Nocturna

20160229-072700.jpg

Después de un largo día de trabajo, salí del Westin cerca de las 7pm. Noche de verano, caliente pero corría algo de brisa. El tráfico en Lima a esa hora (o ya casi a cualquier hora!) estaba terrible y no había ni un taxi disponible.

No estaba tan lejos de mi casa y decidí avanzar caminando. Mientras hablaba al teléfono con mi papá, avancé por las Begonias, con sus tiendas y restaurantes llenos de gente. Seguí caminando, sin darme cuenta y entré a Juan de Arona. Paré unos 5 min y no había ni un taxi vacío. Seguí caminando, de hecho avanzaba a pie más rápido que los autos! Aproveché de ver detalles y lugares nuevos (al menos para mi) que cuando voy manejando no puedo advertir. Llegué al final de la av y corté camino por El Olivar. Qué distinto es de noche, siempre un toque especial el tener este bosque en medio de la ciudad. casi como un oasis en medio de tanto ruido y caos.

A esta hora casi nadie corre como en las mañanas, es otra la población que habita este espacio. Anduve por el camino rojo que separa a la izquierda, las bancas que están todas llenas, del bosque que está a la derecha. A esta hora el camino está iluminado por luces amarillas que le da al bosque una calidez especial.

— “Buenas noches señora” me saluda amablemente un efectivo del Serenzago de San Isidro, hay uno cada casi 100 mts. Avancé un poco y pasó una pareja a mi lado ” …es que cuando ustedes no me ven, es porque estoy en otro edificio en reuniones…” Le dijo él abrazándola, es todo lo que llegué a escuchar en ese breve lapso. …y empecé a prestar atención a quienes pasaban a mi lado…

— “si hubieran visto la talla que tenía ese hombre” le decía una de las mamás a las otras que estaban sentadas apretadas en la banca, viendo como un grupo de chicos, asumo sus hijos, jugaban “mata gente” al frente en el parque.

–“No me digas bocona, si eso todos ya lo saben!!!” Le reclamaba en medio de risas una chica a su amigo que se volteaba enojado y le daba la espalda en otra banca. A la derecha dos amigas habían soltado las bicicletas en el grass y conversaban echadas, animosamente.

Seguí caminando, llegué a la laguna que sigue acordonada y vacía, está de luto, hace un par de semanas alguien decidió “vengarse” de la municipalidad envenenando a los cientos de peces que vivían ahí, se ve muy triste y me recuerda la crueldad humana. Frente a la laguna una señora de edad un poco avanzada le decía a quien podría ser su jóven hijo, “Arturo ya, te lo mando y tu pones eso en mi CV, me ayudas ya?”……

–“Es que él es muy prejuicioso, y a mi me llega la gente prejuiciosa” decía enfáticamente una jóven a su amigo en una banca y él le respondió “es que no sabes que todos son prejuiciosos?”

Pasaban a mi lado chic@s paseando a sus perritos, personas mayores del brazo de sus parejas, jóvenes caminando agarrados de la mano, en general, mucha gente despreocupada de la hora, disfrutando de esta noche de verano calurosa y tranquila. Cuántos pedacitos de historias, en este breve recorrido!!! Llegaba al final del camino rojo, ya estaba muy cerca de llegar a casa, animada de estar y abrazar a los míos…. a la izquierda ya en la última banca una chica al teléfono, se secaba las lágrimas que recorrían su rostro y decía acongojada….”si, yo sé, yo sé”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on February 29, 2016 by .

Navigation

%d bloggers like this: