Synchronicity

Clases de ballet

clases de ballet.jpgConversando el otro día con amigas de la infancia, tratamos de recopilar recuerdos de aquellas épocas, entre ellos, recordamos a una joven vecina que vivía al final de la cuadra y era nuestra profesora de ballet y danza. Hasta ahora me pregunto, por qué es que casi todas las niñas, al menos una vez en su vida, hemos sido expuestas a las clases de ballet :-)?

Empezamos desde pequeñas con el ballet clásico. Lo primero era sentirse cómoda con los leotardos, las mallas, el tutú y las zapatillas de ballet; luego aprender (y mantener) la postura, el equilibrio del cuerpo, el mentón en alto, y el movimiento correcto de brazos y pies al hacer las cinco posiciones, los ejercicios en la barra y los movimientos de baile que por supuesto fueron creadas en el siglo que se yo y todos estaban en francés… plié, demi-plié, jeté, relevé, piruette….

El Cascanueces de Tchaikovsky fue la obra que preparamos con mucho entusiasmo y dedicación, para la clausura del curso de verano. A mi, además de bailar los temas generales en grupo, me tocó bailar la danza China en el segundo acto, cuando llegan al Reino de los Dulces, todo un performance de saltos, vueltas y posiciones de pies en punta!

Otro verano de los 80s, nuestra profesora varió un poco y nos preparó en danza moderna para un concurso de baile del programa de televisión  “Villa Juguete” que conducía Mirtha Patiño en Panamericana Televisión. Éramos 6 niñas (entre ellas Martha, mi hermana mayor) y bailamos la canción “Last Dance” de Donna Summer. Practicamos muchísimo y cuando llegamos al set de televisión nos pusimos muy nerviosas porque el programa era en vivo!! lo mejor es que ganamos el concurso! De premio? Nos tocó una pelota viniball para compartir entre las seis, 1 chupete, unas láminas y crayolas para colorear de Marco (era la época de Marco, la serie que hablaba del increíble viaje de un niño italiano de 11 años en busca de su madre que emigró a la Argentina). Pero lo más gratificante fue el haber participado y estar en la televisión 🙂 hasta hoy recuerdo los pasos de ese baile que alguna vez volví a recrear con Martha ya de grandes.

Y así siguiendo la tradición, el lunes que estuve muy resfriada regresé a casa bastante temprano del trabajo, justo a tiempo para acompañar a Emma a sus clases de ballet!!!! Me encantó poder verla desenvolverse junto a otras pequeñas bailarinas, tratando de concentrarse, siguiendo el ritmo de la música aunque no tanto las instrucciones de la miss….son pequeñas todavía, para la estructura y seriedad que este arte amerita. Quién sabe si querrá seguirlo o será una actividad más que explorar de muchas otras que tiene por delante, veremos con qué nos sorprende Emmita!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on December 14, 2015 by .
%d bloggers like this: